Por Ernesto García-Trevijano Garnica
Actualidad Jurídica Aranzadi, Nº 926 – 27 de enero de 2017

Bajo el argumento de pretender alcanzar una mayor eficiencia en la gestión administrativa y lucha contra la comisión de infracciones administrativas, cada vez se dota a las Administraciones de instrumentos más eficaces, pero que a su vez presentan serias dudas desde la perspectiva jurídica e incluso ética. No todo vale para alcanzar el fin pretendido, por muy loable que éste sea, como lo es disuadir de la comisión de infracciones o sancionar cuando estas ya se han cometido.

DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO EN PDF